Alicia Genoveva Hinojosa Ayala

Comencé con la tanatología por mi papá que enfermó y murió de cáncer, en ese proceso realmente me sentí sola así que me di a la tarea de investigar qué podía hacer para ayudar a la familia en estos casos. Les confieso que un gran apoyo fue que mi papá nos preparó para su muerte, lo que nos otorgó cierta tranquilidad y paz. Después de prepararme, he estado trabajando con niños con cáncer desde hace más de 15 años, donde he aprendido muy importantes lecciones de vida que me han cambiado mi perspectiva de vida, desde su realidad del cómo ven y enfrentan a la muerte; y me di la nueva tarea de compartir con la sociedad esta nueva visión a través de la Fundación Elisabeth Kübler-Ross México