Disfrutar, aprovechar cada segundo, mejorar la calidad de vida de quien padece. ¿Existe esta última posibilidad? Algunos hemos tenido familiares o amistades que han padecido enfermedades graves; incluso, hay quienes aún sufren por ello. ¿Cómo ayudarlos a sobrellevar dicha circunstancia? ¿De qué manera aliviar su sufrimiento?

La mejor forma en la que podemos contribuir, es direccionando sus vidas hacia un enfoque distinto, al proveer cuidados paliativos de manera apropiada, encargados de brindar especial atención al individuo que padece enfermedades crónicas o degenerativas a mediano o largo plazo, en los cuales tienen un papel importante aquellas personas que velan por su cuidado, tanto los especialistas del área médica como aquellas personas cercanas como su familia.

El fin de los cuidados paliativos es crear un balance en cuanto a la aparición de síntomas como insomnio, fatiga, náuseas, pánico, fobias, y dolor, para otorgarle al paciente un estilo de vida con las menores molestias posibles; otorgando una adecuada guía que aborde problemáticas físicas, emocionales, sociales y espirituales. Encontramos como importante fundamento la conducción adecuada de la situación, para ello es indispensable plantear metas e involucrar al paciente y a la familia en grupos de apoyo social, espiritual, psicológico y tanatológico.

Además del área médica, es importante contar con el apoyo de un acompañante terapéutico, quien generará actividades estratégicas de estimulación de capacidades, fortalecerá los distintos vínculos del paciente en entornos tanto sociales como familiares, y procurará el cumplimiento correcto de las recomendaciones médicas dadas por el especialista.

Estimado lector, trazar el ahora con una gama de colores puede ser la mejor forma de afrontar la situación; porque aunque a veces solo tengamos un lápiz y observemos la técnica del claroscuro manifiesta; sin duda alguna, nuestro dibujo será toda una obra para recordar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *